Información sobre Drogas | Bibliodrogas | Red SENDA | Trabaje con Nosotros

Lineamientos

Lineamientos de la política de IS para el SENDA

Definimos Integración Social como un Proceso  de cambios mutuos tanto por parte de la propia persona, como de la sociedad. Supone la contribución de los afectados y de la comunidad para lograr una equiparación de oportunidades, que permita la igualdad y plena participación de las personas con consumo problemático de sustancias en la vida y el desarrollo social.

Por lo tanto, para hablar que un programa efectivamente contribuye a la integración social, debe cumplir con estas tres características:

Los principios que orientan la implementación de la política pública de Integración Social, en SENDA,  consideran el respeto a las características, necesidades y expectativas que las personas, grupos y comunidades tienen para desarrollarse y alcanzar la mejor calidad de vida posible. Se trata entonces, de integrar en la diversidad y no por asimilación. No existe un ideal de persona integrada, sino que existen una pluralidad de vidas, contextos y caminos.

Estos principios son los siguientes:

  • Focalización en las personas y su territorio
  • Intersectorialidad
  • Trabajo en red
  • Asesoría
  • Capacitación
  • Evaluación

Ejes de acción:

  • Sensibilización del contexto y del entorno social: Se parte del reconocimiento que las personas que consumen sustancias de manera problemática, son estigmatizadas y discriminadas por la sociedad por lo tanto una política pública de integración social debe tener entre sus componentes el permitir mejorar la imagen social de las personas que tienen o han experimentado consumo problemático de sustancias y construir un discurso público de inclusión, propiciando así que se brinden mayores y mejores oportunidades de participación a esta población . Se deben realizar esfuerzos para transformar los contextos en los que se desarrollan las personas, en entornos solidarios, respetuosos y acogedores de la diversidad.
  • Coordinar las diversas políticas públicas que existen y que favorecen a colectivos vulnerables. Se debe trabajar desde la práctica de redes, propiciando que las personas usuarias de programas de tratamiento tengan acceso a la oferta estatal que permita mejorar sus condiciones de vida y de participación social.
  • Articulación de una oferta programática especializada, orientada a contribuir a mejorar las condiciones de vulnerabilidad de las personas afectadas por consumo problemático de sustancias. Los servicios y metodologías de esta oferta deben ser acordes características, potencialidades, intereses y necesidades de las personas contemplando reunir tanto aquellas oportunidades disponibles en los contextos, como también el financiamiento y desarrollo de programas específicos para sobrellevar condiciones de mayor dificultad en la integración social como el programa de Viviendas de Apoyo a la Integración Social –VAIS-, y el Servicio de Orientación Socio Laboral –OSL.