Si necesita orientación o ayuda, llame gratis al Fono Drogas y Alcohol 1412

Objetivos estratégicos


SENDA se propone trabajar para asegurar el acceso y la equidad en la atención a toda persona que presente consumo problemático (también llamado dependencia o adicción) de alcohol y otras drogas y requiera atención especializada. Lo anterior, garantizando que la atención sea entregada en forma oportuna, integral y de calidad, centrada en las necesidades de las personas usuarias, asegurando intervenciones eficaces, basadas en la mejor evidencia disponible y con eficiencia en el uso de los recursos.

Para avanzar en el logro de esta tarea, SENDA ha definido los siguientes objetivos estratégicos:

  • Consolidar un Sistema Nacional de Tratamiento. Es la organización y articulación en red de los diversos centros o programas que otorgan tratamiento, identificándolos según niveles de complejidad, especialización y localización. Lo anterior, facilitaría que la atención de las personas que requieren tratamiento, sea de carácter integral y adecuada a sus necesidades.
  • Facilitar el acceso y oportunidad a los servicios de tratamiento. Significa que las personas puedan efectivamente hacer uso de dichos servicios cuando lo requiera; sin retrasos que afecten su condición de salud. Para lo anterior, es necesario que los servicios se encuentren disponibles, sean de fácil acceso y de calidad. Lo anterior, implica identificar disminuir y eliminar las distintas barreras de acceso para su uso (incluida la discriminación de personas por origen étnico, género, condición física o psiquiátrica, situación financiera, condición jurídica u otras).
  • Aumentar la cobertura y oferta de servicios. Para responder a las necesidades de tratamiento de la población, se requiere disponer de una oferta de servicios acorde a la cantidad de personas que lo requiere. Junto con esto, los servicios deben considerar los distintos niveles de complejidad e intensidad de la intervención. En este sentido, se requiere avanzar en la diversificación y ampliación de la actual oferta de servicios, considerando criterios regionales de demanda de atención .
  • Fortalecer estrategias de Detección e Intervención Breve. Estos servicios tienen por objetivo detectar tempranamente los problemas actuales o potenciales que presentan las personas por el consumo de sustancias, motivando a quienes están en riesgo a cambiar su conducta de consumo y en los casos con riesgo más elevado, motivar y referir asistidamente a un tratamiento más especializado. Entre los efectos positivos de la atención temprana se encuentran: disminuir la frecuencia y gravedad del consumo, así como la probabilidad de desarrollar dependencia; la reducción de la severidad de los problemas psicosociales y de salud; y la disminución del riesgo de accidentes.
  • Mejorar la calidad de los programas. La calidad de la atención es un concepto multidimensional, que en el ámbito del tratamiento de drogas y alcohol, implica contar con una red de servicios accesible, efectiva, eficiente y satisfactoria; orientando el tratamiento ofrecido hacia niveles de calidad cada vez más elevados y aprovechando las posibilidades de las tecnologías de la información y comunicación. Ello permitirá alcanzar niveles de calidad cada vez más altos con independencia de dónde, cuándo y quién realice la prestación de los servicios.