Pacientes del centro de rehabilitación Elella reciben alta terapéutica

Iniciar un tratamiento por adiciones a drogas y alcohol puede ser uno de los momentos más complejos en la vida de una persona. Sin embargo, cumplir a cabalidad con esta estricta terapia también puede ser uno de los compromisos personales más satisfactorios. Así lo perciben 20 pacientes del centro de rehabilitación Elella perteneciente al Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), que recibieron su alta terapéutica.

“Tomar la decisión de entrar en una etapa de rehabilitación no es fácil, estos hombres y mujeres que hoy consiguieron el alta han sido valientes y obtuvieron una nueva oportunidad para reinsertarse social y laboralmente en la sociedad. Como SENDA O’Higgins nos sentimos orgullosos, como lo deben estar sus familias, primero por haberse atrevido y segundo por conseguir el alta del tratamiento. Nuestro servicio trabaja incansablemente, a través de distintos convenios intersectoriales, para mejorar la calidad de vida de miles de chilenos y chilenas”, comentó el Director Regional (s), Pablo Leiva.

“Para todo el equipo y usuarios es un momento muy emotivo porque se conmemora la ceremonia de alta de nuestros pacientes, lo cual para nosotros es muy especial porque se culmina el tratamiento y significa también la rehabilitación”, indicó, en tanto, la psicóloga supervisora de Elella, Paulina Marín.  

Nathaly Campos es una de las pacientes que recibió su alta terapéutica tras permanecer cerca de 5 años en tratamiento por policonsumo de sustancias. Producto de diferentes motivos, la joven estuvo bajo terapia en tres ocasiones, siendo la tercera donde logró conseguir su alta médica. “Mi adicción fue súper cruda porque desde chica consumí alcohol, cocaína y culminé con la pasta base, donde ahí me fui para abajo, no pude salir, perdí todo, quedé en situación de calle. Fueron momentos muy duros”, relató.  

“Nosotros entendemos la recaída como parte del proceso, como una etapa más del proceso de tratamiento y rehabilitación”, agregó la especialista.

La paciente cumplió un año y medio sin consumir drogas ni alcohol. Ella “recibió terapia individual y grupal. Las terapias grupales son el mayor componente terapéutico para nosotros que tiene que ver principalmente con terapia de grupo, de conversación directa, la exponencia, de actividades lúdicas como el teatro y terapias individuales que tiene que ver con psicólogos, psiquiatra, terapeuta ocupacional, asistente social, tecnorehabilitación, que apunta principalmente al desarrollo integrativo”, afirmó Marín.  

El trabajo multidisciplinario del centro de rehabilitación Elella del HRLBO ha permitido que decenas de personas logren el objetivo, eliminar el consumo de drogas y alcohol. Este año, con el levantamiento de las medidas sanitarias por la pandemia, el equipo de especialistas retomó la realización de la ceremonia de distinción donde Nathaly junto a sus pares recibieron su alta terapéutica. “La verdadera rehabilitación es cuando el paciente recibe el alta. En esta oportunidad se juntaron tres generaciones, el año 2020, 2021 y 2022. En verdad, para nosotros es un momento muy emotivo”, aseguró la supervisora, Paulina Marín.

“Cada terapeuta aporta algo para la rehabilitación de uno. Agradezco enormemente al equipo de rehabilitación, especialmente a Alexis que me ha apoyado bastante. La verdad es que yo y mi familia estamos muy agradecidos con el centro Elella porque me ayudó a mí y nos ha ayudado con nuestra armonía familiar. Estoy muy contenta porque por primera vez me resultó un tratamiento”, reflexionó la joven paciente. Una mujer, que recuperó a su vida familiar y busca una nueva oportunidad, pero esta vez lejos de las adicciones.  

Written by Alex Savoy

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.